Alba Posse y Puerto Azara se declaran en rebeldía contra los estudios y censos por las represas Garabí y Panambí

Mayo 28, 2014 en Acciones, Destacadas, Material de Difusión por MesaNALR

El último fin de semana hubo reuniones vecinales en ambos poblados. Decidieron no contestar encuestas ni permitir el ingreso de técnicos a sus chacras. Los habitante se organizan para rechazar los estudios previos que pretende realizar el Consorcio Energético del Río Uruguay.Llas represas amenazan con borrar del mapa a decenas de pueblos costeros de Misiones. Crece la rebeldía.

Reunion en Alba Posse

Alba Posse y Puerto Azara 

Los días 24 y 25 de mayo , se realizaron reuniones entre vecinos de las localidades de Alba Pose y Puerto Azara y representantes de la Mesa Provincial No a las Represas, en las que los vecinos pudieron plantear su preocupación por el anuncio mediático de la realización de estudios y censos previos correspondientes a los proyectos hidroeléctricos Garabí y Panambí. Estos estudios están siendo realizados por técnicos y encuestadores del Consorcio Energético del Río Uruguay, compuesto por un grupo de empresas argentinas y brasileñas, que se dedican a la construcción de represas y otras infraestructuras energéticas y a la obra pública en general .

En ambas localidades, los vecinos decidieron por unanimidad no brindar información alguna a los encuestadores y no permitir el ingreso de técnicos del Consorcio a las propiedades. Así mismo, en ambos pueblos se están desarrollando campañas para alertar a los vecinos y advertirles acerca del riesgo que implica brindar información, firmar papeles o permitir que ingresen a sus propiedades bajo la excusa de realizar estudios, encuestas o muestras.

“Consideramos que son estudios totalmente ilegítimos, porque no tenemos ninguna información acerca de qué piensan hacer con nosotros si esas represas se hicieran, por eso estamos organizados y rechazamos de lleno que quieran venir a sacarnos información y mucho menos ingresar a nuestras propiedades a realizar mediciones o lo que fuera. No lo vamos a permitir y es por eso que estamos dando aviso a todos los pobladores de la costa del río Uruguay. Vamos a estar muy atentos y organizados” expresó Gladys Lutdke, una de las vecinas de Alba Posse que el sábado último participó de la reunión en esa localidad.

“Quieren entrar a las chacras a poner trampas para animales”

A su vez, Mario Augsburguer, vecino de Puerto Azara, contó que “recibimos una notificación del Consorcio dónde nos piden permiso para ingresar a nuestra chacra para poner trampas para animales y extraer muestras de flora. Por supuesto que nos negamos rotundamente, no vamos a permitir que ingresen a nuestra propiedad a entrampar y querer hacer estudios para una represa que acá nadie quiere porque nos va a dejar bajo agua. Lo peligroso es que parece que esta gente entienden que uno al recibir la notificación ya está autorizando y esto no es así: no firmamos ni autorizamos. Y estamos concientizando a nuestros vecinos para que tampoco brinden información ni dejen que entren a sus propiedades”.

Por su parte, María Alvez, también vecina de Puerto Azara e integrante de la Mesa Provincial No a las Represas, expresó que “acá en Puerto, como en Alba Posse y otras localidades del río Uruguay, decimos No a las represas, por la sencilla razón de que no vamos a permitir que nos inunden nuestros pueblos y nos manden a vivir quien sabe donde y en qué condiciones. Vamos a defender nuestra tierra y nuestra historia, es nuestra obligación y por eso estamos en esta lucha”.

En tanto, desde el Equipo de Comunicación de la Mesa Provincial No a las Represas, anunciaron que seguirán las reuniones con vecinos de los pueblos costeros para advertir acerca de los riesgos que se plantean ante los estudios previos que avanzan pese al manifiesto rechazo de la población misionera. “Hoy no están dadas las condiciones para hacer estos estudios, porque lo primero que hay que decirle a la gente es dónde los piensan llevar, cuándo y en qué condiciones; entonces ahí recién se podrá empezar a discutir, en audiencias públicas, convocar a la población a un plebiscito y sólo en caso de que la población decidiera optar por las represas y no por las múltiples opciones energéticas alternativas que existen, entonces ahí recién se deberían comenzar a hacer todos los estudios necesarios y recabar información. Pero están obrando con prepotencia, yendo a las chacras pese a que el pueblo misionero no aprobó, sino que más bien rechaza estos proyectos. Quieren aventajarse y tener la información para que luego cuando el vecino quiera negociar ya sea tarde, como le ocurriera a los miles de afectados por Yacyretá. Creo que con estos comportamientos están forzando un escenario de conflictividad social” expresó Sergio Alvez, del equipo de Comunicación de la Mesa.