Consulta Popular sobre Represas: democracia directa para el pueblo

Agosto 26, 2014 en Acciones, Destacadas, General, Notas por MesaNALR

Sin cuartos oscuros ni votos secretos, la Consulta Popular brindará a la población misionera la posibilidad de ejercer el derecho a la participación ciudadana, consagrado por leyes sistemáticamente violentadas. La importancia de participar para reafirmar los derechos ciudadanos vapuleados.

(*) Por Equipo de Comunicación Mesa Provincial No a las Represas

Del 20 al 26 de Octubre de 2014, la población de Misiones tendrá la posibilidad de expresarse en las urnas en relación a la siguiente pregunta: ¿Está de acuerdo o no con la construcción de represas que afecten territorio misionero?

imagen_consulta

Esta instancia de participación ciudadana directa y voluntaria, es convocada por la Mesa Provincial No a las Represas —compuesta por más de 40 organizaciones sociales, sindicales, barriales y religiosas— y responde a la urgente necesidad de otorgar al pueblo misionero el derecho a la participación en la toma de decisiones sobre grandes obras que afecten sus recursos naturales, consagrado por leyes nacionales y provinciales, que vienen siendo incumplidas sistemáticamente por el gobierno provincial de Misiones, que debió haber convocado a un plebiscito vinculante, e iniciado instancias de audiencias públicas para informar y debatir acerca de los proyectos hidroeléctricos Garabí y Panambí. Los estudios de impacto ambiental y socioeconómico de estos proyectos, están siendo realizados por un conjunto de empresas que se dedican a la construcción de represas, lo que le resta a dichos estudios, cualquier tipo de seriedad. El proceso se viene llevando a cabo sin la más mínima participación ciudadana real, limitándose el contacto entre las compañías que realizan estos estudios y la ciudadanía, a unas charlas meramente propagandísticas, que se encuentran actualmente suspendidas debido a la fuerte resistencia de las poblaciones.

Pese a este contexto de conflictividad social y desoyendo las demandas de participación de la población misionera, el gobierno provincial sigue sin convocar ni a audiencias públicas ni a un plebiscito vinculante.

Paralelamente, en las principales ciudades de la provincia y en varios de los poblados de menor densidad, crece con entusiasmo y gran participación, la organización de la consulta popular.

Leyes violadas

La Ley Nacional 25675 “Ley General de Ambiente”, fue sancionada el 6 de noviembre de 2002. Uno de los objetivos de esta ley es “Fomentar la participación social en los procesos de toma de decisión” (artículo 2, inciso c). En su artículo 19, esta ley expresa: “Toda persona tiene derecho a opinar en procedimientos administrativos que se relacionen con la preservación y protección del ambiente, que sean de incidencia general o particular, y de alcance general”. Y en el artículo 20: “Las autoridades deberán institucionalizar procedimientos de consultas o audiencias públicas como instancias obligatorias para la autorización de aquellas actividades que puedan generar efectos negativos y significativos sobre el ambiente”.

En Misiones, la Ley IV-56 expresa en su artículo 2: “Todo emprendimiento hidroeléctrico que requiera o utilice los recursos naturales hídricos de la Provincia, debe contar con la participación del pueblo de Misiones e intervención activa del Estado provincial”. Y en su artículo 6: “Para la realización de emprendimientos hidroeléctricos y represas se requiere la participación previa del pueblo de la Provincia de Misiones, a través del mecanismo de plebiscito obligatorio, vinculante e irrenunciable, y cuyos efectos duran mientras las condiciones particulares e históricas que dieron motivo a la decisión del plebiscito perduren”.

Democracia a cielo abierto

Para garantizar la transparencia del acto eleccionario, y al mismo tiempo emitir un mensaje de libertad que se sustenta en la posibilidad de expresión sin temores, ni clientelismos, ni secretos, ni oscuridad, la votación en la Consulta Popular sobre Represas se realizará sin cuartos oscuros y sin voto secreto. Cada electora o elector —mayor de 16 años— podrá plasmar su voto con total libertad, ajustándose a un procedimiento que además de las urnas contemplará la firma de una planilla, que a su vez será cargada a un sistema informático que garantizará un control efectivo de los votos, evitando así cualquier tipo de irregularidad. Al mismo tiempo, veedores nacionales e internacionales, observarán y fiscalizarán tanto el proceso de votación como el de conteo de votos. Habrá urnas en numerosas localidades de la provincia, y una vez culminadas las jornadas de votación, las mismas serán trasladadas a la capital provincial, donde con un gran acto público y popular, se dará por comenzado el proceso de conteo.

Próximamente, se darán a conocer más detalles acerca de la metodología que tendrá esta gran expresión de democracia directa que será la Consulta Popular sobre Represas Misiones 2014.