17 Años del No más positivo de la historia misionera

Abril 13, 2013 en Acciones, Material de Difusión por MesaNALR

No A Corpus-Ruta12

17 Años del No más positivo de la historia misionera

por Rulo Bregagnolo (*)

La humanidad ha vivido siempre momentos donde tuvo que tomar decisiones, individuales y colectivas. La Argentina algunas veces y Misiones en estos últimos años en dos grandes oportunidades, en 1996 y en 2006. Nada es casual…10 años después la población Misionera vuelve a defenderse del avasallamiento, del fantasma del poder, de las angustias generadas por el temor de que otros decidan por nosotros, o mejor, que no nos impongan lo que no queremos como Pueblo.

  La memoria, es la base de nuestro presente, también uno de los pilares del crecimiento, del desarrollo cultural, económico y social en todos los sentidos. A partir de eso, hablar de justicia, equidad, solidaridad y otros valores, se hace todo más liviano para transitar, para los que pretendemos una Sociedad más justa y equilibrada, pensada en el bien Común y en la sustentabilidad hasta de las buenas ideas.

 El 14 de abril, 17 años atrás, nadie imaginaba que la fecha pasaría a ser parte de la historia de una de las más grandes resistencias sociales a las pretendidas imposiciones del propio Gobierno electo por el Pueblo, avalado por grupos económicos, avaros empresarios e insensibles dirigentes. Se llevaba a cabo el plebiscito obligatorio y vinculante donde 9 de cada 10 votantes misioneros se opuso al proyecto hidroeléctrico Corpus Christi “cualquiera sea su lugar de emplazamiento sobre el Río Paraná”, un acto legal y democrático con todas sus letras, donde no hubo reparto de choripanes, chapas de cartón, dinero, punteros agitadores, boleteros en las esquinas de las escuelas, ni vehículos con identificaciones que llevaron a la gente a votar. Los policías y gendarmes la pasaron tranquilos. Tampoco se habló de fraude, todo absolutamente transparente.

88,63% es la cifra oficial, ratificada por Ley Nº 3294, que da esa fuerza a la Resolución Nº 420/96 del Tribunal Electoral de la Provincia de Misiones, de fecha 24 de abril de 1996, Expediente Nº 654-bis 1-95 referido al plebiscito del 14 de abril de 1996, cumplido en la Provincia en virtud de la Ley Nº 3.220 y su modificatoria la Ley Nº 3.263.

La defensa de la Soberanía provincial, es lo que motivó a los misioneros y ante la insistencia irrespetuosa del gobierno nacional y algunos referentes provinciales de llevar adelante la construcción de Corpus en aquel momento, el resultado fue claro. Proyectos de Garabí y Panambí, hoy vuelven a agitar las paciencias y obligan a hablar de nuevo del tema. Aquel plebiscito fue mandato y sigue siendo un gran freno para concretar Corpus Christi.

El proyecto Corpus Christi, vaya nombre para semejante proyecto destructivo, sigue siendo un fantasma, con apariciones esporádicas de la voz de algunos dirigentes que no quieren generar alternativas energéticas que permitan encarar al “desarrollo” de otra manera que no sea destruyendo bienes naturales y generando pobreza para los pueblos. Alguna vez la Economía podrá ser humanizada y cuando esta se hermane a la Ecología habrá una nueva mirada de la Vida.

 

En contrapartida a lo que sucedió en el 96, con la “propuesta de nuevos emplazamientos” y con la excusa de la “crisis energética” –más política e institucional que otra cosa-, el oficialismo y algunos de la oposición se olvidan de la fuerza del “no” que proclamaron en aquel tiempo, respondiendo como siempre a mandatos de la “política” y no a estrategias que saquen a Misiones de la depredación de sus bienes y la inminente miseria que acompaña la mala utilización de los mismos. Los que menos argumentos tienen hablan de “desfachatez”, de “manipulación política” y subestiman la capacidad de pensar y sentir de todo un Pueblo, con cuyos sentimientos no se debe jugar ni especular, mucho menos se anteponen las necesidades económicas de algunos a los riesgos incalculables en salud, en lo social ni en lo ambiental de todos, incluidos ellos.

Años atrás la desconfianza era mayor hacia algunos representantes. Varios ya se animan a poner su postura al debate público. Asumen postura y eso es bueno. Más allá de la lógica extraña de la política que indica que sólo los no oficialistas dicen que “no”, hay algunos tímidos oficialistas que al menos marcan alguna pequeña diferencia y están, los más obsecuentes, los que simplemente siguen mirando de reojo para ver cuál es la señal y tomar postura…Lamentable, pero real.

El Pueblo de Misiones no se dejará engañar por falsas promesas de un progreso, que planteado así, no lleva a otra cosa que el enriquecimiento de pocos impulsado por intereses del capital salvaje que con la soberbia, ignorancia y falta de sentido de Patria de algunos representantes, busca la concreción de este tipo de obras que ocultan cínicamente la realidad que vivirán las generaciones que vienen.

17 años después se sigue hablando de represas. Ahora con otros nombres las que más están haciendo ruido. Publicidades lindas pero engañosas de la multimillonaria costanera posadeña pretenden cautivar avales para un posible “si” a las nuevas represas, luminarias en algunos tramos de ruta 12, algunos de los tantos espejitos de colores que ya no tienen brillos. Habrán cortes de energía argumentando su falta.

Mientras, la sociedad civil, a través de algunas Ong´s, promueven otro modelo energético que prescinde de las grandes represas y generaría la misma cantidad de energía sin siquiera mover la aguja económica del Estado. No se hace porque no se quiere, son otros lo intereses. Asimismo, el Pueblo misionero sigue diciendo “NO” y las Presidentas saben eso. Será en breve, otro el Plebiscito que determine un nuevo histórico NO a las grandes represas en Misiones.

 

El río es biológicamente algo más que agua que corre, que tiene su dueño, y que el dueño es el pueblo… y el pueblo ya dijo lo que piensa sobre esto. El Pueblo manda!

 

*Miembro del Grupo Ecologista Cuña Pirú

Aristóbulo del Valle, Misiones, Argentina.